martes, enero 25, 2011

Los orígenes de DMC: Un poco de historia



Retrato de Jean-Henri Dollfus

En 1746, Jean-Henri Dollfus y otros dos jóvenes fundan en Mulhouse (Francia) la primera fábrica de telas estampadas, llamadas indianas.
La fabricación de telas pintadas, siguiendo la moda de los coloreados tejidos de la India y de persia y que debía adquirir tanto auge en Alsacia, es la industria que sirve de punto de partida a todas las demás.


La fábrica en 1882

Se conviertieron en en las primeras personas que fabricaron planchas con dibujos de las Indias pintados a mano en Europa. Después, Jean-Henri se asociará con su hermano Jean con el que creará Dollfus Vetter & Cie., que se convertirá en uno de los primeros fabricantes textiles de Europa.

Casi al final del siglo XVIII, el sobrino de Jean-Henri Dollfus, Daniel Dollfus, tomo las riendas del negocio. En la primavera de 1800 se casó con Anne-Marie Mieg y agregó el nombre de su esposa al suyo, como era habitual en aquella época. Ese mismo año le dio a la compañía un nuevo nombre Dollfus-Mieg & Compagnie, o DMC.


Retrato de Daniel Dollfus-Mieg

El joven Dollfus , mientras estudiaba en Leeds, Inglaterra, descubrió el invento del químico John Mercer: "la mercerización", que modifica por tratamiendo de hidróxido sódico la fibra de algodón. El lavado y secado subsiguientes producen una fibra muy suave con un lustroso acabado y con una resistencia a la tensión notablemente mejorada.

Como resultado, la familia Dollfus se embarcó en la aventura de crear un hilo de algodón, el primero de su tipo, y así nace el hilo Mouliné Spécial. En 1841 DMC se lanza a la fabricación de hilo de coser y de bordar.


Retrato de Thérèse de Dillmont

Con ocasión de la exposición universal de 1878, Jean Dollfus viaja a París, donde conoce a Thérèse de Dillmont, joven aristócrata austríaca de 32 años. Thérèse de Dillmont es miembro de la academia de bordado de Viena.
La comprensión entre Thérèse y Jean Dollfus es inmediata. Ésta decide fundar en Dornach, cerca de Mulhouse, bajo los auspicios de DMC, su propia escuela de bordado.



Portada de la edición francesa de la "Enciclopedia de labores de señora"-


El gran éxito de Thérese fue su "Enciclopedia de labores de señora" publicada en 1886 y traducida y distribuida a 17 países. Este trabajo fue el resultado de años de investigación dedicados por completo a su pasión.

Además de sus indicaciones técnicas relativas a la ejecución de los distintos tipos de bordado, también proporcionó ejemplos de una fabulosa gama de proyectos y modelos, encontrando su inspiración en multitud de obras de diversas épocas y culturas conservadas tanto en museos, o colecciones privadas, o imaginadas por la propia Thérèse y sus alumnas.



Posición de las manos al coser.

Un dato curioso es que en aquella época estaba mal visto que las mujeres trabajaran fuera de las tareas del hogar, por lo que tuvo que firmar un contrato con DMC, en el cual se comprometía en no casarse. Su inquietud por conocer todos los bordados le hizo viajar a muchos paises y escribir la famosa enciclopedia.
Pero finalmente encontró el amor de su vida e ideó la manera de seguir con su trabajo y su amor, casándose en secreto con su prometido. Dos años más tarde ella murió de enfermedad dejándo la Enciclopedia como su legado.
¡Que vueltas da la vida y como cambian los tiempos!

Actualmente DMC sigue produciendo en su fábrica de Mulhouse desde hace 265 años y la "Enciclopedia de labores de señora" se sigue imprimiendo y publicado en varios idiomas.
La encontraréis en mercerias, librerias especializadas y en nuestra tienda online.



Imagen de la fábrica en 1874.

Compartir

12 comentarios

  1. Muchas gracias!!! Que entrada tan buena, es muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. Detrás de cualquier invención hay siempre historias sorprendentes, la de DMC no se queda corta, desde luego.
    ¡¡Buen inicio de semana!!

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy especial e interesante :D

    ResponderEliminar
  4. me ha encantado este post, con las ilustraciones y los cuadros. está muy bien este tipo de repasos históricos, no me imaginaba que dmc tuviese una vida tan larga.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué historia más interesante! Muchas gracias por contarla

    ResponderEliminar
  6. Que buen articulo, gracias por contarnos cosas tan interesantes. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Te busqué en Tendencias Creativas de Bilbao para saludarte, pero me dijeron que sólo habías estado un día ( yo estaba con los talleres de amigurumi)
    Una pena no haberte conocido

    ResponderEliminar
  8. Tres interessant merci bonne soiree Marie-Claire

    ResponderEliminar
  9. Interesante la historia de DMC, poder conocer su origen y evolución.Gracias

    ResponderEliminar
  10. super interesante. me encantaría poder visitarlo. gracias por el post

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado esta historia sería un sueño poder conocer nuestra fábrica me encanta nuestros materiales sois geniales

    ResponderEliminar