miércoles, noviembre 18, 2020

¿Por qué tejer con Woolly?

 


Nuestra lana Woolly es 100% merino, una pura lana virgen que proviene exclusivamente de ovejas de esta raza. La lana merina es de calidad superior, muy apreciada por su extrema suavidad gracias a sus largas fibras, finas y muy rizadas. 

Además, posee muchas propiedades que no se encuentran en otras lanas como ser antibacteriana, protectora de los rayos UV, transpirable y termorregulable, entre otras y, al ser un producto totalmente natural, es biodegradable y reciclable.



Woolly tiene el certificado Woolmark que garantiza que un producto es de primera calidad y está realizado con pura lana virgen proveniente del esquilado de animales sanos y vivos a diferencia de la lana recuperada del vellón de animales abatidos y de la lana reciclada. 

¿Por qué escoger Woolly?

Woolly, lana de oveja merino 100% posee todas las
cualidades que se le pueden pedir a una fibra de lana:



Una cuestión de ética y sostenibilidad

Los criadores de ovejas merino de hoy, comparten la inquietud y están sensibilizados por el medio ambiente, por la ecología, por la sostenibilidad, y por tanto cuidan su ganado con mimo, las esquilan en el momento adecuado y con miramiento para no dañar el animal ni perjudicarle, y recogen su preciada lana con sumo cuidado para que llegue en condiciones óptimas al consumidor.





 


Woolly posee el certificado "Mulesing free"

DMC está muy concienciada con la conservación del medio ambiente, de la naturaleza y del NO AL MATRATO ANIMAL. De ahí que cada vez haya más productos DMC que están certificados en estas direcciones.  El certificado Mulesing Free indica que Woolly es una lana extraída de ovejas merino que han sido cuidadas de forma natural y no han sido sometidas a un tratamiento de alto alcance llamado “mulesing”.  Es una técnica espeluznante utilizada por algunos fabricantes para evitar la infección de la mosca Lucilia Cuprina, que pone sus huevos en los pliegues de la piel del animal.
Los criadores recortan la piel (sin anestesia ni apósitos) en el área anal y perianal, causando dolor y estrés a los animales.
Con este certificado queda patente que Woolly es una lana superior, considerada un lujo de la naturaleza.


Vive la experiencia Woolly

La lana de puro merino Woolly te aporta vivencias únicas:


Tejes relaciones humanas, sociabilidad, complicidad, alegría, amistad.

Desarrollas la imaginación, la creatividad, nuevas ideas.

Personalizas una prenda, gozas de vestir algo único.

Recibes satisfacción, autoestima, felicidad, positivismo.

Sientes bienestar, comodidad, placer, ilusión.

Percibes relajación, autocontrol, concentración.

Te solidarizas con la tendencia a lo natural, lo auténtico,

al reciclaje y a la sostenibilidad. 




Woolly está disponible en mercerías de España
y en la tienda online.




Seguir leyendo
miércoles, noviembre 11, 2020

Libro patrones: Decoración para el hogar con Nova Vita


Con el hilo de algodón reciclado Nova Vita puedes hacer macramé pero también tejer en ganchillo o tricot. Acabamos de publicar este nuevo libro con 6 proyectos de decoración para la casa: salvamanteles, revistero, cestos de almacenaje, macramé, fundas para botes, funda de taburete… Todas las piezas con patrones fáciles de realizar. Lo encontrarás en mercerías de España y en la tienda online de DMC






¡Nos encantará ver tus proyectos con Nova Vita!
Etiquétalos con #DMCNovaVita

Seguir leyendo
jueves, noviembre 05, 2020

Patrón jersey Juliette: Giuliano & Giusy Marelli para DMC

Giuliano y Giusy Marelli son un dúo de diseñadores de punto y ganchillo italianos que empezaron en 1969! Han diseñado este patrón para DMC con la nueva lana Juliette. A continuación os damos el patrón para que podáis tejerlo en casa:



Materiales:
- Lana JULIETTE de DMC 400gr col. nº 200
- Ganchillo nº3
- Agujas de tricot nº 4
- Aguja lanera


Talla: 44
Nota: cada talla adicional aumenta unos 2 cm de ancho y 2 cm de alto y también unos 2 cm de ancho y 2 de alto de la manga.


Puntos utilizados:
Elástico 2/2:
Trabajar 2 p.der y 2 p.rev, alternando en columnas
Cadeneta, punto bajo, punto alto
Punto fantasía: detallado en Esquema y leyenda
Nota: 6 PUNTOS ATROS CRUZADOS:
Saltar un arco de 2 cad., 3 pa. en el arco de 2 cad. siguiente, después trabjar 3 pa. picrno el ganchillo en el primer espacio que se forma entre las 2 cad. yl os 3 pa. recién hechos y trabajar 3 pa.




Muestra:
10 cm x 10 cm en . fantasía y con ganchillo nº3, 28 p. x 15 pds.

Sobre la lana Juliette: mezcla de alpaca con delicado degradado a rayas
La elaboración particularmente sofisticada del modelo que presentamos revaloriza la lana JULIETTE compuesto de la preciosa fibra de alpaca, mezcla de pura lana y acrílico. La combinación de crochet y tricot es decididamente original y el resultado es un trabajo ligero, esponjoso y cálido que da una dulce sensación de comodidad. Proponemos 6 tonalidades delicadas con una degradado a rayas que dan un movimiento delicado a la confección. JULIETTE se presenta en ovillos de 100 gr con un gran rendimiento: con un solo ovillos puedes realizar un chal.
Descubre la mercería más cercana a ti en nuestra web


Realización:
Nota: La espalda y el delantero son iguales
Montar 167 cadenetas y seguir el esquema repitiendo el módulo 13 veces poniendo atención en empezar y acabar la labor como se indica en el gráfico.
Continuar la labor durante 40 cm desde el inicio, sujetar y cortar el hilo de trabajo.

Borde en elástico 2/2
Trabajar con el hilo doble y las agujas de tricot nº 4.
- Para el borde de inicio, retomar con las agujas nº 4 las 114 cadenetas ceo 2/2 durante 15 cm. Cerrar todos los p.
-Para el borde de las mangas, montar 80 p. y tranntrales (1 p. en cada cad.) y trabajar en elástico 2/2 durante 6 cm. Cerrar todos los p.
- Para el borde de las mangas, montar 80 p. y trabajar en elástico 2/2 durante 6 cm. Cerrar todos los p.
- Para el cuello, montar 126 p. y trabajar en elástico.

Acabados:
Coser las piezas como indica el modelo con las medidas.


Costura horizontal y vertical:
Horizontal – Con el derecho hacia arriba, pasar la aguja por debajo de un p., en el borde de la 1ª pieza, después bajo el p. de la 2ª pieza. Repetir siempre estos 2 movimientos a lo largo de toda la costura. Vertical – Pasar la aguja por la mitad del bucle de un p. de la parte inferior y sacarlo por el bucle del p. correspondiente de la parte superior; pasar ahora la aguja por la mitad del bucle del p. siguiente de la parte superior y sacarla por el p. correspondiente de la pieza inferior. Repetir estos 2 movimientos por toda la costura.


Modelo con medidas:





Seguir leyendo
martes, octubre 27, 2020

Bordados aéreos de Victoria Rose Richards



A vista de pájaro, así son los bordados Victoria Rose Richards. Esta artista británica nos muestra con todo detalle a través de sus puntadas la campiña inglesa desde el aire. Unos bordados muy originales y con una gran creatividad. Campos, bosques, ríos, carreteras e incluso las nubes. ¿Qué te parecen?












Una gran manera de viajar a través de las puntadas. Puedes ver más en su instagram.
Seguir leyendo
sábado, octubre 17, 2020

Nuevo Happy Chenille, amigurumis extra suaves



Presentamos Happy Chenille, un nuevo hilo de terciopelo muy suave con una hermosa estructura para hacer amigurumis. Este hilo tiene un resultado muy hermoso cuando se trabaja y su acabado es suave y aterciopelado para todas tus creaciones. 


Viene en mini ovillos de 15 gramos (38 metros) y hay una gama de 25 colores. 
Es ideal tanto para tricot como ganchillo. Recomendamos un ganchillo de 3 mm y aguja de tejer 3 mm. Es 100% poliéster y es muy suave con su efecto aterciopelado.


Puedes comprar los ovillos uno a uno o también hemos 
preparado un pack con los 25 ovillos, 1 por color.


Y para darte muchas ideas también hemos publicado 
Hay 3 libritos con amigurumis de animales, desde 
unicornios hasta llamas, cerditos o leones.








Dale un toque diferente a tus amigurumis tejiendo con tercipelo.
¡El acabado os aseguramos que es extra suave y muy original!



¿No os da ganas de achucharlos?


Encuentra Happy Chenille y los libros de patrones
en dmc.com y en mercerías de España



Seguir leyendo
viernes, octubre 02, 2020

Entrevistamos a la artista y bordadora Maite Ortega




Maite Ortega es una artista y bordadora española que trabaja con varias técnicas pero siempre con el hilo como protagonista. Ha expuesto en galerías de arte e imparte talleres. La hemos entrevistado para conocerla mejor.


¿Cuándo y porqué empezaste a bordar?
Empecé a bordar cuando vine a vivir a Madrid, hace algo más de siete años, un año después de acabar mis estudios de Bellas Artes en Valencia. Cuando llegué me apunté a alguna clase de costura básica para aprender a utilizar la máquina de coser y busqué clases de bordado, en esos años no era tan fácil encontrarlas como ahora. Quería aprender la técnica desde cero, ya que yo había experimentado con hilo de una manera autodidacta pero quería conocer bien la base y nunca había tenido la oportunidad de aprenderla.


Vienes del mundo artístico y trabajas con diferentes técnicas como collage o bordado. ¿Qué te hizo añadir el bordado a tus obras? 

Me interesaba mucho el hilo como material, había hecho ya algunas piezas cosidas, pero desde la experimentación, sobre todo trabajando con papel y fotografías. Por eso, quería aprender la técnica tradicional para conocerla y llevarla después a mis proyectos de una manera mucho más contemporánea, añadiendo ese valor especial que caracteriza a las puntadas.


¿Por qué crees que el bordado es una técnica artística que no se enseña en los estudios formales de arte en nuestro país?
Creo que en nuestro país está menos valorada (afortunadamente esto está cambiando poco a poco), quizás por la falta de información y de conocimiento de nuestras técnicas textiles tradicionales, que son muy ricas y diversas pero no las conocemos prácticamente. Al menos, poco a poco se va borrando esa idea errónea del bordado que tiene mucha gente, como una técnica anticuada.


Homenajeas a muchas mujeres del pasado, anónimas o no, en tus obras con el bordado. ¿Sabes qué reacciones tienen las mujeres de más edad al ver tu obra?
Hay reacciones de todo tipo: desde las que reconocen las puntadas y se sorprenden de verlas aplicadas en fotografías (con las que también se identifican), contentas de ver una nueva manera de aplicar el bordado en soportes diferentes; hasta las que sienten que las fotografías necesitan cierto ¨respeto¨ y no deberían ser intervenidas. Pero en general hay más reacciones positivas, incluso hay veces que me cuentan su historia con el bordado, lo que ellas hacían o siguen haciendo… Es muy enriquecedor.


¿Sobre qué soportes has bordado? ¿Cuál ha sido el más complicado? ¿Tienes alguno en mente que te gustaría probar?
Los soportes sobre los que he bordado la verdad es que son bastantes y muy variados, desde la tela más básica y tradicional, pasando por el papel de diferentes texturas y gramajes, fotografías, cartón, hasta madera o malla metálica.

El material más complicado, o más bien laborioso, fue la madera. Hace unos cuatro años bordé un costurero antiguo que tuve que desmontar para poder perforarlo bien y acceder a todos los huecos. Pero una vez hechos los agujeros, no es muy difícil. Me gustaría probar muchos más materiales, sigo siempre investigando y experimentando, aunque a veces lo primero es encontrar las herramientas adecuadas para poder empezar y hacerlo bien, es importante conocer los materiales y cómo tratarlos.



¿Qué hilos sueles usar?
Los que más utilizo son los hilos Mouliné Spécial, es genial poder trabajar con una gama tan amplia de colores y permiten muchas posibilidades para experimentar con diferentes grosores y crear texturas. También los hilos Perlé y otros tipos de Mouliné con efectos. Pero últimamente el hilo que me tiene alucinada es el Diamant Grandé, un hilo metálico con el que se puede bordar de manera sencilla en diferentes superficies y con resultados espectaculares.


¿Es fácil encontrar el bordado en el mundo del arte y galerías en nuestro país?
Siempre han habido artistas textiles aquí, aunque la verdad es que es más accesible encontrarlas en otros países, aquí han sido más invisibles desgraciadamente. Pero desde hace unos años es mucho más fácil encontrar técnicas como el bordado y otros textiles en el circuito del arte de nuestro país. También es verdad que antes algunas técnicas textiles no eran consideradas arte y se clasificaban como artesanía, aunque ese es un límite un tanto difuso en mi opinión.


¿Qué has descubierto gracias al bordado?
Además de descubrir parte de la historia que nos precede, que es enorme y todavía me queda gran parte por conocer, he aprendido muchísimo del proceso. El bordado no es sólo una técnica textil, va mucho más allá, al igual que tantas otras. Es una manera de expresarse, de auto conocerse, de relajarse… El proceso por el que pasas al bordar es muy rico y amplio: desde preparar los materiales, el diseño, empezar a bordar, enfrentarte a imprevistos que no tenías en cuenta y que quizás aportan algo más, o que por el contrario te hacen tener que retroceder y deshacerlo; hasta tener un resultado después de cierto tiempo, algo que has hecho tú con tus manos y que lleva gran parte de ti, es muy satisfactorio. En las puntadas se puede ver mucho más, ya que según nuestro estado de ánimo bordamos de una manera o de otra, y esto es algo que también veo mucho en las clases que imparto. Además de todo lo que se aprende poniendo en común con las alumnas, no sólo de la técnica, también del proceso. Así que es todo un descubrimiento. Y lo que queda...


¿Te gustaría aprender otras técnicas artesanales textiles?
Por supuesto, me encantaría seguir aprendiendo, ya que hay muchísimas variaciones y aplicaciones de los textiles, tanto en nuestro país como en el resto del mundo. Es interesante conocerlas y hacer que perduren, que no se pierdan.

Puedes seguir a Maite Ortega aquí
Seguir leyendo